martes, 5 de enero de 2016

Abdicación.

¡Buenas noches personitas hermosas del mundo mundial! ¿Cómo están? Por acá todo bien, con lluvia y FRESCO (gracias al cielo, me estaba derritiendo).
¡PRIMER RESEÑA DEL AÑO 2016! Y reseña del último libro de la Saga Rebelión (ya debo tenerlos hartos con esta saga pero la AMO). Abdicación, libro que amé con todo mi corazón y ¡tienen que leer! Toda esta saga no tiene desperdicio, es GENIAL. Así que vamos rapidito a lo que nos compete y empecemos.
GRACIAS, muchas gracias a Ediciones B por el ejemplar, lo amo con todo mi corazón.
Abdicación.

*Probablemente contenga spoilers, gritos, llanto y algunas otras cosas*
No puedo respirar. Literal. Tengo nueve mil cosas en la cabeza y no se como empezar esta reseña porque terminé una saga que se ganó mi corazón por completo y de la cual estoy sumamente orgullosa. Es la primer distopía escrita por una autora argentina ¡Y ES BUENISIMA!

No saben la combinación de sentimientos que tengo, estoy feliz porque AMÉ este libro y triste porque ya no voy a tener más libros de esta saga para leer. (Anabella si estas leyendo esto cof cof necesito mas historias cof cof sin presiones cof cof)

Bien, como ya deben saber (porque hablo 24/7 de esta saga), Abdicación es el tercer y ultimo libro de la saga Rebelión. En este libro tenemos el desenlace de nuestra historia, y de todos sus conflictos… ¿Really? Nope. ¿De verdad pensaban que todo iba a ser tan tranquilo?

Tenemos a nuestro protagonista masculino, Nahier, que es infiltrado en lugar de su original en casa de los Thompson, tratando de comportarse como lo haría el Nahier “original” y a nuestra protagonista Lenah, haciendo hasta lo imposible para guardar las apariencias y hacer que el plan funcione. Necesitan tiempo y calma para poder terminar de una vez por todas la farsa de Prima y despertar las mentes adormecidas de la población que aun cree en ellos. ¿Esto es fácil? Obviamente no, si me impresionó la cantidad de obstáculos en el libro pasado, en este tenemos uno tras otro, problema tras problema, inesperados y que te dejan con la boca abierta.

La tensión del desarrollo de esta historia es impresionante, tengo que admitir que me mantuvo con la boca abierta durante toda la lectura y no paró de sorprenderme.

La calma que tenían Nahier y Lenah en los primeros capítulos se ve interrumpida gracias a un viejo enemigo –y uno de los seres más, más detestables– que pone al descubierto la verdadera “identidad” de nuestro protagonista. Caos total. Nahier vuelve a separarse de Lenah. Más caos. Literal. Y esto es algo que tengo que destacar de este libro: los protagonistas desarrollan sus historias un 78% del tiempo estando separados. Y cuando digo historias, no me refiero solamente al romance, sino a SU historia como seres humanos, su personalidad, sus gustos, valores, ideales, creencias. Y las refuerzan y complementan estando juntos y la autora lo desarrolla y describe a la perfección. Para estos dos no es imprescindible estar juntos para demostrarle al mundo el amor profundo que sienten el uno por el otro, no es necesario una inmensa descripción de cómo es su amor o que tan puro es el cariño que se tienen porque cada frase, cada oración, cada párrafo lo lleva plasmado y te lo hace sentir.

Lenah por su lado, es rescatada por un grupo de humanos revolucionarios, quienes le explican su misión, en este nuevo y extraño mundo y principalmente en estas nuevas épocas que se acercan. Organizados, este grupo ayuda y da cobijo a una Lenah bastante asustada y desesperada no solo por ella sino por el paradero de Nahier.

Nuestro hombrecito (bah, HOMBRE), por su parte se reúne con su grupo (los pibes y Josie), y como Lenah buscan refugio y estar lo más lejos posibles de los ciudadanos “originales” ya que la orden del gobierno es simple y clara: si ven a un clon, deben matarlo.

A lo largo de estos momentos de acción y tensión, vemos como cada uno de los personajes de este libro va creciendo y evolucionando enormemente, tantos los “viejos y conocidos” como los personajes nuevos que nos presenta este último libro. El miedo es palpable a lo largo de la historia y del desenlace de varios hechos en particular y cada historia va tomando su rumbo fijo, lista para llegar a su último punto.

Abdicación, nos narra el nacimiento, lento pero seguro, de un mundo donde quizás no todo esta perdido y donde cada ser sin importar su origen, puede ser libre y dejarse guiar por sus mas profundos sentimientos, donde ningún alma sea condenada por lo que cree o por lo que quiere. Ese lugar, tranquilo al que a todos nos gustaría llegar algún día. En este libro somos testigos de que el amor y la amistad son las bases más fuertes de toda sociedad, pero que no son nada sin lealtad y seguridad en lo que uno cree. Definitivamente Abdicación es un libro que te llena de esperanzas, ¿por qué el futuro no puede ser de esa manera? ¿Tranquilo, pacifico, feliz?

No me alcanzan las palabras para agradecer al destino que me puso esta trilogía en las manos, fue casualidad, o ¿causalidad? Gracias a Ediciones B, por permitirme ser parte del maravilloso mundo de la saga Rebelión. Y sobre todo gracias Anna, por crear este hermoso, increíble mundo y darlo a conocer, por regalarnos esta preciosa historia y por dejarnos adoptar a tus chicos tan especiales, Nahier, Lenah, Josie, todos tienen un pedacito de mi corazón y con el tiempo ese cariño se va a ir haciendo más fuerte. GRACIAS.

PD: ¡¡hay dos capítulos narrados por JOSIE!! *muere* 

12 comentarios:

  1. No conocía al libro ni al autor, por lo que dices vale la pena darle una buena hojeada.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ari
    Pues solo leo a medias la reseña, ya que me entro curiosidad leer los libros... Quiero ver como cambio la pluma la autora, porque otro libro que leí de ella no me gusto mucho XD
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola,guapi.
    Pues no leí entera tú opinión pues es una saga q tengo pendiente y no quiero spoilers jejeje.

    Un saludazo y feliz año de gran lectura

    Lou G ( CDC )

    ResponderEliminar
  4. Hola,guapi.
    Pues no leí entera tú opinión pues es una saga q tengo pendiente y no quiero spoilers jejeje.

    Un saludazo y feliz año de gran lectura

    Lou G ( CDC )

    ResponderEliminar
  5. Tiene pinta de distopía
    Jajajajaja, me gusta como lo cuentas. Además me mola la reseña
    Me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola! He oido hablar de este libro a todos mis amigos y ya lo tengo encargado,ojalá esté tan guay como dices.
    Gracias por la recomendación,besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Desde hace rato que quiero leer esta trilogía por eso leí con pinzas tu reseña porque no queria leer algún spoiler.
    Espero leerla pronto.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡HOla guapa!

    Me muero de ganas por leer esta trilogia, se ve genial y ademas es de una autora argentina, algo que aun más me anima. Quizá me ponga con esta trilogia este año.
    Vengo de la iniciativa Tributos Efimeros y ya te sigo. Te invito a pasar por mi blog, cuando puedas

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!

    No he podido leer la reseña, porque como has dicho que es una saga... Y la verdad es que sólo ya por la portada, tiene una pinta buenísima. Voy a buscarlos por google, a ver qué tal.

    Por cierto, soy de la iniciativa Seamos efímeros así que te sigo desde ya.

    Un besito y espero verte por mi blog.

    ResponderEliminar
  10. Hola:) sigo la iniciativa de seamos seguidores, por supuesto te sigo! te dejo la invitación para pasar por mi blog: belem-palma.blogspot.cl

    Besos y buenas vibras!!

    ResponderEliminar
  11. HOLA!
    Muy interesante y bonito tu blog. Formo parte de "Cadena de comentarios", la iniciativa de la que vos también formas partes. Ya te sigo y he pasado a saludar. Espero que vos también me sigas.
    Te espero en: http://leyendoconungato.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  12. No conocía ni los libros ni la autora pero me has picado la curiosidad...
    Un beso

    ResponderEliminar

¡Hola! Me encantaría saber lo que pensás del post asi que ¡a comentar!
Lo único que se pide es respeto. ¡GRACIAS!